Jhordy Aponte

Es un joven base armador, de tan sólo 17 años, que se ganó un puesto en la plantilla del conjunto saurio para esta edición de la Superliga de baloncesto de Venezuela. Jhordy es oriundo de Caracas, específicamente de la parroquia Antímano, y ha demostrado que el trabajo duro y el siempre luchar por los sueños rinde sus frutos, ya que siempre soñó con llevar la camiseta del equipo de la capital y a su corta edad consiguió su objetivo y disputar sus primeros minutos.

Aponte está jugando baloncesto desde los seis años,  guiado por su padre, quien fue el que  lo inculcó desde pequeño en este mundo y lo motivó para que practicara este hermoso deporte,  es la persona por  la cual ha llegado a donde está, y gracias a él ha podido alcanzar las metas que se  ha propuesto.

En palabras del joven “Yo comencé en la escuela de baloncesto de “Mimou” Vargas, ahí estuve alrededor de dos años, luego me cambié a la escuela de baloncesto de La Vega, jugué hasta los 12 años y me cambié a las inferiores de Cocodrilos”, estas fueron sus palabras cuando se le preguntó sobre cómo ha sido su paso en el baloncesto menor y como se fue desarrollando en la disciplina.

Le preguntamos sobre cuál ha sido la mejor jugada que ha realizado, desde la humildad dijo que no podría nombrar una, pero si quiere resaltar que ha vivido muchos momentos únicos en su transitar por el baloncesto formativo, destaca que ha tenido actuaciones buenas, como fue disputar un torneo nacional de clubes a mediados del 2016, donde se quedó con el premio al jugador más valioso de dicha competición. Recuerda una final en El Valle, donde se estrenaba con las inferiores del conjunto saurio y terminó siendo el más destacado. Así mismo, quiere seguir sumando buenos momentos a su carrera.

En cuanto al mejor baloncesto del mundo, Jhordy cuenta que su jugador favorito es Kyrie Irving, el piloto de los Brooklyn Nets, para él es el mejor manejador y driblador de todos los tiempos, un jugador inmarcable y de los mejores finalizando cerca del aro, pero nos comenta que se siente identificado con el base armador de los Toronto Raptors, Fred VanVleet, debido a que fue un jugador subestimado en el baloncesto colegial estadounidense, el cual no tuvo la confianza de los caza talentos, esto lo llevaría a no ser drafteado, pero con trabajo duro y mucha perseverancia se ganó el puesto que hoy tiene. Aponte dijo “Quiero que mi juego se parezca al de él y estoy trabajando para eso”.

El muchacho de Antímano, dice que le gustaría ser presentado con la canción titulada “Para todos mis paisanos” del cantante Ovi, además nos dejó saber que en el baloncesto las jugadas que más lo emocionan serían una buena clavada, una gran finalización cerca del aro y como buen piloto, le gustan muchos los pases de fantasía, todo esto lo sobre la vistosidad del baloncesto.

Pero nos comentó que no hay una jugada que lo haya asombrado más que el tapón que LeBron James, alero de Cleveland Cavaliers en 2016, le dio Andre Iguodala, en el juego 7 las finales de la NBA en el año 2016, a falta de 1 minuto de juego. Para Aponte “Fue una locura total, esa imagen todavía no se borra de mi mente y hasta el sol de hoy, es el mejor tapón que he visto y la jugada que más me ha impresionado”.

Cuando le preguntamos al joven Jhordy sobre a quién escogería entre las siguientes parejas, nos mencionó que, escogería a LeBron James sobre Michael Jordan, tomaría a Shaquille O´neil por encima de Dwight Howard, en cuanto a tripleros seleccionaría a Ray Allen antes que, a Klay Thompson, eligiría a Kyrie Irving sobre Stephen Curry y por último optaría por Damian Lillard antes que Luka Doncic.

Para culminar Aponte menciona que, para él, ser jugador de Cocodrilos es “Algo increíble, una sensación y un sentimiento inexplicable, he trabajado muy duro para lo que conseguido hasta ahora y se siente bien que gracias a la constancia, dedicación, disciplina y trabajo duro haya podido alcanzar esta meta de ser jugador profesional”.

“En cuanto a cómo me siento al ser jugador de Cocodrilos, me siento afortunado, orgulloso, bendecido, el equipo al cual he apoyado desde que comencé a ver baloncesto y el equipo donde siempre había soñado jugar. A veces no me creo que haya podido cumplir este sueño y esta meta, jugar para el equipo de mi ciudad y al cual siempre he admirado” esas fueron las palabras llenas de emoción del joven oriundo de Antímano.

Jhordy Aponte, de 17 años de edad, se convierte en uno de los jugadores más jóvenes en debutar en el baloncesto nacional y con la camiseta que siempre ha soñado llevar, la camiseta del equipo de la capital, Cocodrilos de Caracas. Este joven base armador seguirá sumando minutos y experiencias en lo que queda de Superliga.